Altres webs

Notícia

The Wine Business School busca el compromiso y respaldo sectorial

22 de juliol de 2015

La escuela corporativa del sector vitivinícola fue creada por The Wine School Foundation para dar respuesta a una serie de inquietudes empresariales planteadas desde el sector del vino y el cava. De hecho, la iniciativa tuvo un origen sectorial: el análisis autocrítico realizado por algunos representantes claves del mundo del vino permitió detectar las principales carencias actuales de las empresas vinícolas y analizar a qué cambios deberían someterse para ser más competitivas, rentables y sostenibles. Esos cambios pasaban por la profesionalización (a través de formación especializada y de calidad) ¡ y por un enfoque de negocio que contemplase la internacionalización como objetivo de futuro.
 
Sin duda, los agentes del sector vitivinícola han jugado y seguirán jugando un papel imprescindible para The Wine School Foundation y su proyecto formativo. Y es que, para llegar a convertirse en centro de conocimiento, capacitación y desarrollo económico, la fundación, y más concretamente The Wine Business School, cuenta con el compromiso y respaldo sectorial.
 
 
Patronos y mecenas

 
En su calidad de fundación privada, The Wine School Foundation está integrada en la actualidad por un grupo de instituciones y empresas relevantes del sector del vino y el cava que ejercen de patronos fundacionales o de mecenas.
 
Son patronos fundacionales las bodegas Torres y las cavas Freixenet y Codorniu, además de la Fundación Pinnae, el alcalde de Vilafranca del Penedès, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Penedès y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Catalunya. Como mecenas figuran el Instituto Catalán de la Viña y el Vino (INCAVI) y el Consejo Regulador del Cava.
 
Vinculados al proyecto desde sus inicios, estos mecenas y patronos fundacionales determinaron las estrategias de actuación de The Wine School Foundation y redactaron unos estatutos totalmente abiertos para permitir la rápida incorporación de nuevos representantes claves del sector vitivinícola. El objetivo de la fundación es aglutinar al mayor número posible de bodegas, cooperativas, organismos públicos, asociaciones, profesionales y expertos del mundo del vino, ya sea como patronos o como mecenas.
 
Cuanto más amplia sea esa representación sectorial, más fuerza tendrá la iniciativa para afrontar futuros retos desde una posición proactiva y colaborativa y más pronto podrá consolidarse en el rol de la escuela/universidad corporativa del sector. Algo muy común en las grandes multinacionales de otros sectores pero que en nuestro caso por el nivel de atomización y el tamaño de las empresas solo se puede conseguir des una perspectiva global y sectorial. De ahí que la aspiración de The Wine School Foundation sea atraer a nuevos patronos y mecenas.
 
Visión integral e integradora
 
Para la fundación, todos los agentes vitivinícolas tienen opción de convertirse en protagonistas activos y reales de la mejora continua del sector, con capacidad de influir en su crecimiento socioeconómico y en beneficio de la sociedad en general.
 
Tanto los organismos e instituciones sectoriales como el tejido empresarial pueden contribuir a la labor que realiza The Wine Business School para promover la competitividad global de las bodegas españolas. De entrada, todos ellos pueden ejercer de embajadores nacionales e internacionales de la iniciativa.
 
En coordinación con The Wine Business School, los organismos e instituciones sectoriales podrían participar de forma activa en el diseño de planes de formación en el ámbito vitivinícola, así como colaborar en la financiación de algunos cursos o programas a través de subvenciones o becas.
 
Por su parte, las empresas pueden canalizar sus necesidades de formación a través de la escuela, ceder a sus directivos y profesionales para impartir clases magistrales o establecer acuerdos para realizar prácticas en la empresa.