Altres webs

Notícia

Los profesionales del vino valoran el proyecto formativo de The Wine Business School

02 de juny de 2015

Desde sus inicios, The Wine Business School trabaja con una meta clara: convertirse en referente internacional en la formación de profesionales del sector vitivinícola. Sus acuerdos con escuelas de negocio, expertos y universidades acreditadas le permitirán aumentar gradualmente una oferta formativa innovadora y del máximo rigor académico, especializada en gestión empresarial y otros ámbitos vinculados al sector. 

 

El objetivo de The Wine Business School es proporcionar a los profesionales, empresas y organizaciones del vino recursos para adaptarse a un sector en transformación. Al descenso del consumo en mercados tradicionales se une el crecimiento e internacionalización de bodegas del “nuevo mundo” (Estados Unidos, Australia o Chile), lo que determina un nuevo escenario competitivo para las empresas vitivinícolas españolas. Consciente de ello, la escuela ha priorizado la formación relacionada con la competitividad y la incursión en mercados exteriores.

 

Un sector vinícola más competitivo

Uno de los primeros cursos diseñados por The Wine Business School es Ganando competitividad en la Industria del Vino, que aborda los tres aspectos claves para mejorar el posicionamiento y el futuro de las bodegas: tendencias del mercado, estrategias de crecimiento y gestión de la marca. Lo imparte Xavier Ybargüengoitia, antiguo presidente director general de Estates & Wines (la División de Vino de Moët-Hennessy) y experto conocedor del mercado global del vino.

 

El curso analiza las tendencias y oportunidades de futuro de la industria vitivinícola, detectando los mercados con mayor potencial para las bodegas españolas. Además, incide en la importancia de la planificación estratégica para contribuir a mejorar la rentabilidad y la internacionalización de la empresa. En este sentido, descubre la gestión de la marca como elemento estratégico clave de diferenciación y posicionamiento.

 

Ganando competitividad en la Industria del Vino se dirige a gerentes y directivos de empresas vinícolas en proceso de internacionalización o con planes para iniciarlo, así como a aquellos profesionales del sector interesados en mejorar su estrategia de crecimiento y la gestión de su marca. Con una metodología eminentemente práctica, el curso les transmite los conocimientos precisos para diseñar una estrategia adecuada a su empresa.

 

 

Formación satisfactoria y necesaria

 

El curso ha sido valorado muy positivamente por los participantes de su primera edición. Para Josep Puig Subirana, director general de Sumarroca, este tipo de formación es necesario para el sector del vino y el cava. “Nuestro sector es muy pequeño y está orientado a la producción y el producto. La mayoría de propietarios de bodegas pequeñas y medianas necesita reflexionar y aprender sobre estrategia de producto y de marca”, asegura.

 

Una opinión similar manifiesta Albert Díez Cardó, general manager de Export Moonwine: “El sector tiene una necesidad clara de profesionalizarse: tenemos una gran tradición técnica pero nos falta visión de negocio”. Por su parte, Vicenç Vidal Uberni, director general de Vallformosa, considera que la formación ofrecida por The Wine Business School “ayuda a tener una visión mucho más vertical y enfocada al sector”.

 

En opinión de Salvador Caballero Segarra, emprendedor responsable del Paraje Finca de la Hoya, el sector del vino requiere un cambio: “Parece bastante apelmazado y necesita formación de este tipo para que surjan nuevas ideas, proyectos y formas de entender el sector”. Por eso recomienda el curso a todas las empresas del sector, desde las bodegas con gran experiencia (“es bueno ir renovando ideas y estrategias”) hasta las más recientes (“es una forma de establecer las bases de una estrategia de marca y de comercialización mucho más coherente y sólida”).

 

 

Networking en el sector del vino

 

Otro objetivo de The Wine Business School es favorecer el intercambio y la generación de iniciativas de negocio en el sector vinícola. Por eso, sus cursos promueven la interacción entre sus participantes. Para el alumnado, este factor resulta beneficioso.

 

“Las aportaciones de los compañeros han sido enriquecedoras: han venido empresas muy interesantes y referentes del sector. Entre todos, siempre surgen visiones complementarias”, explica Albert Díez Cardó. “Son profesionales que llevan trabajando mucho tiempo en el sector e incluso algunos vienen de otros sectores, con lo cual su experiencia también puede enriquecer”, añade Salvador Caballero Segarra. Gracias al acceso al Wine School Club, los participantes pueden mantener el contacto profesional más allá del curso.

Accessibilitat